Casco rádix

Entendemos que la tecnología alienígena es solo un paso más en la evolución humana. Hemos llegado muy lejos, y es el momento de aceptar las posibilidades que otras especies tienen que ofrecernos. El casco rádix no es sino un ejemplo de ello, una muestra de lo que podríamos conseguir investigando adecuadamente los nuevos materiales biológicos