Cuando comencé a escribir en este blog, allá por el año 2010, la verdad es que tenía una respuesta muy diferente para la pregunta que plantea este artículo en su título. Desde luego que uno madura, crece y evoluciona, pero más allá de esa obviedad hoy me gustaría compartir mi perspectiva de las cosas, porque